¿Cómo medir una Smart City?

Autores: Herrera Priano & Fajardo Guerra

Son varias las evaluaciones internacionales que se publican con el objeto de medir la inteligencia de las ciudades (puedes consultar algunas en este portal , sección rankings).

Responder a la pregunta “¿Cómo de Smart es una ciudad?” resulta especialmente complejo. Especialmente si tenemos en cuenta que:

  • No existe un consenso en la definición de Ciudad Inteligente o Smart City, ni en las áreas o dimensiones de actuación que la conforman, existiendo varios puntos de vista (dependiendo de la fuente de información consultada).
  • Existen distintos tipos de rankings de Ciudades Inteligentes. Cada uno de ellos con sus propios criterios e indicadores lo que implica que, dependiendo de éstos, se podrán obtener distintos resultados.

1211544015

Podemos centrarnos en el concepto de “Ciudad Inteligente” que suelen aplicar los rankings a través de dos ejemplos:

  • Para el ranking “European medium-sized cities”, “una ciudad inteligente es una ciudad con un buen desempeño en 6 características, basado en la combinación “inteligente” de las dotaciones y las actividades de ciudadanos auto-determinantes, independientes y conscientes”. Y estas seis características son:
    • Economía Inteligente
    • Movilidad Inteligente
    • Entorno Inteligente
    • Gente Inteligente
    • Vida Inteligente
    • Gobierno Inteligente
  • Para otro tipo de estudios (IDC) “las Smart Cities o ciudades inteligentes son una unidad finita de una entidad local (distrito, ciudad o, eventualmente, región o pequeño país) que hace empleo de las TIC para transformar su modus operandi en áreas como la energía, medio ambiente, gobierno, movilidad o edificación”Dichas áreas de actuación son:
    • Gobierno Inteligente
    • Edificios Inteligentes
    • Movilidad Inteligente
    • Energía y Medio Ambiente Inteligentes
    • Servicios Inteligentes

Ambos trabajos elaboran criterios e indicadores diferentes para valorar a una misma ciudad en una misma área de actuación.

Por tanto vemos claro que, dependiendo de la fuente utilizada, los valores obtenidos resultan diferentes.

Conclusión: Hemos entrado, casi sin quererlo, en la carrera por medir la inteligencia de nuestras ciudades cuando, posiblemente, resulte más lógico y enriquecedor establecer modelos válidos para efectuar tal medición. Comparar Hong Kong con Belfast o Kuala-Lumpur podría llegar a ser absurdo y, no por ello, las tres ciudades deben renunciar a alcanzar unos niveles de similares de satisfacción (inteligencia percibida por sus ciudadanos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s